Volver a la página inicial

 

El cóndor de Père-Lachaise
Fernando Iwasaki

Antología de cuentos

El cóndor de Père-Lachaise

Conocimiento y entretenimiento es lo que se desprende de estos ocho relatos que Fernando Iwasaki recoge en este libro. Hay tal virtuosismo en el manejo de la palabra, que incluso una misma historia (La española cuando besa) es contada o narrada por cinco personajes, lo que le da una mirada poliédrica. Pero esa misma manera de escribir puede llevarnos a pensar, sin que se note, que los roles de los personajes cambiaron, como ocurre en Otra de Mefistófeles y el Andrógino; o en aquel de corazones solitarios que lleva por nombre Una novela por palabras, una parodia de los anuncios de prensa clasificados para hallar pareja. Historias salpicadas de picaresca contemporánea con ciertos guiños a Borges y otros, pero que siguen siendo ellas mismas.

El humor es el elemento que dota a esta prosa de contundencia. Ese humor acerado y filoso que se adentra como una daga en la carne de cada cuento, con lo que el lector no queda inmune y, al menos, arranca una mueca por el ilusionismo del escritor, que lo hace cómplice de sus palabras.

Edwin Madrid

línealínealínea

Sobre el autor:

Fernando Iwasaki (Lima, 1961): Es doctor en Historia de América por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y profesor de las facultades de Comunicación y Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola Andalucía. Como historiador es autor de Republicanos (2008), Extremo Oriente y Perú en el siglo XVI (1992) y Nación peruana: entelequia o utopía (1988), y como ensayista es autor de Nueva Corónica del Extremo Occidente (2016), Mínimo común literario (2014), Nabokovia Peruviana (2011), Arte de introducir (2011), Mi poncho es un kimono flamenco (2005) y El Descubrimiento de España (1996). Por otro lado, como narrador es autor de las novelas Neguijón (2005) y Libro de mal amor (2001); de los libros de cuentos España, aparta de mí estos premios (2009), Helarte de amar (2006), Ajuar funerario (2004), Un milagro informal (2003), Inquisiciones Peruanas (1994), A Troya, Helena (1993) y Tres noches de corbata (1987); y de las crónicas reunidas en Mi primera experiencia textual (2017), Somos libros, seámoslo siempre (2014), Desleídos y Efervescentes (2013), El laberinto de los cincuenta (2013), Una declaración de humor (2012), Sevilla, sin mapa (2010), La caja de pan duro (2000) y El sentimiento trágico de la Liga (1995). Sus relatos cuentan con varias antologías como Papel Carbón (España), iwasaKITwasaki (Suiza), La otra batalla de Ayacucho (Perú), Es difícil hacer el amor (humor) pero se aprende (Cuba) y El atelier de Vercingétorix (Costa Rica) y su obra ha sido traducida al inglés, ruso, francés, italiano, danés, checo, japonés y coreano. Desde 1989 reside en Sevilla, donde ha dirigido la revista literaria Renacimiento y colabora con diversos medios de comunicación.