Volver a la página inicial
   
Golems
Marcela Ribadeneira

Relatos


Golems

Las ficciones de Ribadeneira están construidas sobre hechos cotidianos, sobre el horror que para unos significa la normalidad del otro. La lógica sin fisuras del psicópata. El asco. La pequeñez. En Golems, se mezcla la ficción científica con la magia antigua, que cruza la complejidad de las relaciones humanas. Lo que están por leer son dulces pedazos de violencia. Y se sorprenderán sintiendo empatía por los monstros.

Sabrina Duque

La escritura de Marcela Ribadeneira es contundente y está expuesta como una avalancha incontenible de imágenes, alegorías, desfiguraciones y horrores. Para quienes se atrevan a sentir el vértigo de estas páginas, ya nunca nada resultará igual, bien sea porque el aturdimiento tras la caída deje en ellos secuelas permanentes e irreversibles, o porque los golems que encierran estos abismos no los soltarán jamás.

Oscar Vela

 

LíneaLíneaLínea

Marcela Ribadeneira (Quito, 1982)

Ha escrito para medios como The Guardian, SoHo, Mundo Diners, Ronda, 25 Watts, Zoila y GK. En el 2014 publicó el libro de relatos Matrioskas (Cadáver exquisito) y en el 2016, el ebook Borrador final (Suburbano Ediciones). Sus cuentos han sido recopilados por las antologías Organismos. Relatos sobre otredad, biopolítica y materia extraordinaria (Hal 9000 Editor, 2018), Señorita Satán. Nuevas narradoras ecuatorianas (El Conejo, 2017), Proyecto arraigo/desarraigo (Distintas Latitudes, 2017), Ecuador Cuenta (Del Centro editores, 2014), Ciudad Mínima II (Palabralab, 2013) y GPS (Sed de Belleza, 2014). Su trabajo en periodismo narrativo consta en las antologías El otro portal (La barra espaciadora y Doble rostro, 2017), Ciudades visibles: 21 crónicas latinoamericanas (FNPI y Editorial RM, 2016) y La invención de la realidad, antología de crónica contemporánea (La Caracola, 2014). En el 2016 fue parte de Ochenteros, un grupo de 20 escritores que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara seleccionó como nuevas voces de la literatura latinoamericana. También dicta talleres de apreciación de cine, hace collage digital y, lo más importante, cuida gatos.