Geovanny


Carta al Hotel Simeón

Calle Bolívar 3-28
Hotel Simeón
A dos amantes

Pero ¿Qué escribirte?
si todas las noches
fueron mis auroras,

Pero ¿Qué contarte?
si de ti fueron mil sueños
y un millón de mentiras.

Nos dijimos todo,
es verdad,
pero ni una palabra
fue real,

¿ Te ame?
Como un niño ama a una dama
¿ Me amaste?
Como la soledad ama a la compañía

¿ Qué será del mañana?
La despedida y la vuelta al origen
yo de regreso a la triste Santa Ana
y tú a la risueña Riobamba,

¿ Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
¡ Si! cuando las guitarras vuelvan
A ser acariciadas por los querubines

Geo

¿Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
¡ Si! cuando las guitarras vuelvan
A ser acariciadas por los querubines
Y otros amantes se besen en el castillo

¿ Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
¡ Si! Cuando Milena juegue con su enamorado,
y en la cuenca de la laguna el recoga las margaritas,
y les enrede en su cabello,

¿ Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
Cuando tu vuelvas a la plaza China
Y veas la banqueta en que te dije
Un te quiero

¿ Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
Cuando vayas de paseo y encuentres
El corazón que dibuje con nuestros nombres,

¿ Volverán algún día los cisnes a Jipiro?
El día en que tu seas feliz
Y yo me aya arrancado tu voz

 


Margarita
 
Atrás quedan las olas,
las tardes de paseo,
las piedras escarpadas
y el parque de Jipiro.

Atrás quedan los besos furtivos,
Las caricias insinuantes,
Las miradas delatadoras,
Y tú, con mis ganas,

Los caminos divergen en Tarqui,
Tu te vas para el norte,
Yo me quedo en Santa Ana.

El río corre
(Tú te vas con el…)
Besos que ya no he de beber.